El shiatsu es una terapia que ayuda a  prevenir  dolencias, corregir disfunciones, mantener la salud y tratar enfermedades, usando sobre todo los pulgares y las palmas de las manos para ejercer presión sobre la piel. 

El shiatsu es una terapia de lujo ya que tiene muchisimas aplicaciones y muy pocas contraindicaciones, puesto que se trata de una terapia respetuosa con el organismo y holística, que ayuda a restablecer la salud, a canalizar la energía y a fomentar la capacidad de auto-curación del cuerpo.

¿Por qué el shiatsu es una terapia extraordinaria y tan recomendable? 

El shiatsu está indicado, sobre todo, para mejorar el estado general de la salud, aunque también tiene aplicaciones concretas en determinadas afecciones, dolencias o enfermedades:

¿Qué Beneficios nos aporta el shiatsu? 

  • Genera una profunda relajación que beneficia el funcionamiento general del organismo.
  • Estimula la circulación circulatoria y linfática.
  • Equilibra el sistema nervioso, respiratorio y digestivo.
  • Estimula el sistema inmunológico.
  • Ejerce un efecto de depuración profunda del organismo.
  • Libera el estrés, la tensión, los nervios, la ansiedad, etc.
  • Mejora el rendimiento físico e intelectual.

¿Cómo es una sesión de shiatsu?

Lo primero es la realización de una valoración del paciente para conocer su situación personal, su estado emocional, sus dolencias, su situación y entorno, etc. En la sesión de shiatsu el paciente se coloca en la camilla mientras el terapeuta realiza las manipulaciones por todo el cuerpo, presiones, estiramientos y torsiones que favorecen el flujo de energía y la liberación de tensiones. Se aconseja no hablar durante la sesión, ni el paciente ni el terapeuta, por lo que conviene realizar las indicaciones precisas antes o después de la sesión. Las presiones suelen ser algo dolorosas y placenteras al mismo tiempo, lo que provoca una relajación total que nos puede llevar al sueño profundo.

El dolor agudo en algún punto concreto indica al terapeuta que existe un desequilibrio o bloqueo.

Un masaje Shiatsu es una  experiencia muy placentera y sumamente relajante que aporta un gran  bienestar